Sodalita

Sodalita. Piedra de la asepsia

Desinfecta el organismo, previene enfermedades.

La Sodalita pertenece al grupo de los feldespatoides. Son minerales con una composición química muy parecida a los feldespatos, pero en los que el contenido en sílice es menor. Es un sulfato de cobre sobre una base silícica azul con vetas blancas o grises, producto de la presencia de hidróxido de sodio y potasio. La Sodalita suele ser de tonos azules o lila claro, aunque también es posible hallar Sodalita de color blanco, gris o verde. Más allá de su color, los ejemplares más espectaculares de Sodalita son los que aparecen en forma de cristales dodecaédricos, muy raros, cuya transparencia resulta variable. Sin embargo, lo más frecuente es encontrar este mineral en forma de masas amorfas y opacas que, eso sí, conservan su bella coloración, aunque no la interesante estructura cristalina. Se la encuentra en: Italia, Rumania, Portugal, Canadá, Noruega, Bolivia y Brasil.

Sodalita varias piedras pulidas

La Sodalita es una de las piedras más importantes del tercer ojo, aunque se utiliza también en el plexo laríngeo para activar las facultades de expresión oral y corporal, por este motivo es muy utilizada por oradores, actores, estudiantes en época de exámenes, etc. Estimula la mente, ordena pensamientos confusos y nos ayuda en la concentración. Ayuda a comprender los problemas ajenos y es útil en conflictos con el ego y en los relacionados con la figura paterna.

Con sus bandas azul «aguadas», y bastante distinta del Lapislázuli, es de todas las piedras azules, la que tiene más densas vibraciones. Con ella podemos realizar nuestros objetivos.

Asiste a los soñadores, quienes no siempre tienen sus pies sobre la tierra, ayudándolos a adaptarse a la realidad.

Despierta los mecanismos de curación que todos poseemos. Se la recomienda en relaciones afectivas basadas en sentimientos de posesión y en separaciones dolorosas. Ayuda a ser más creativo en la vida. Ha probado ser beneficiosa para el sistema nervioso, brindándonos equilibrio y tranquilidad. Nos ayuda a recuperar nuestro balance después de una gran excitación. También en trastornos pulmonares y en dolores de estómago

En meditación, ayuda a liberarse de viejos esquemas y dogmas espirituales, mientras que sus estrías blancas simbolizan la luz que llega para reorganizar los pensamientos.

Sodalita en bruto

Es frecuentemente indispensable para las mujeres en la menopausia, ya que regula el metabolismo. Es también recomendada para la presión alta.