Obsidiana Negra

Obsidiana negra

La obsidiana, llamada a veces vidrio volcánico, es un tipo de roca ígnea —roca volcánica perteneciente al grupo de los silicatos—, con una composición química de silicatos alumínicos y un gran porcentaje (70 % o mayor) de óxidos silícicos. Su composición es parecida al granito y la riolita. La obsidiana no es un mineral, porque no posee una estructura química bien definida. A menudo se la clasifica como un mineraloide. Su dureza en la escala de Mohs es de 5 a 6. Su peso específico es de 2,6. La superficie de rotura es concoidea, es decir, curva. Su color es negro, aunque puede variar según la composición de las impurezas del verde muy oscuro al claro, al rojizo y estar veteada en blanco, negro y rojo. El hierro y el magnesio la colorean de verde oscuro a marrón oscuro. Tiene la cualidad de cambiar su color según la manera de cortarse. Si se corta paralelamente su color es negro, pero cortada perpendicularmente su color es gris.

Obsidiana en bruto

Se sabe que la obsidiana fue uno de los primeros espejos que tuvo el ser humano. Según ciertas personas con sensibilidad, mirar un espejo de obsidiana puede llevarnos a ver aspectos ocultos del pasado e incluso del futuro. La obsidiana negra tendría, según los expertos en gemoterapia, la propiedad de develar aquello que está oculto. De esta manera, sería capaz de aclarar ideas y de traer a la realidad sensaciones y nociones dormidas en la profundidad del inconsciente.

Considerada además la “diosa de los tesoros escondidos”, podría potenciar cualidades y condiciones que en una determinada persona están ocultas bajo un manto de oscuridad, por ejemplo aptitudes de nuestra mente que permanecen olvidadas o que nunca han recibido atención.
Esta piedra permitiría liberar los sentimientos oprimidos, para que puedan ser canalizados de otra forma, por ejemplo a través de la creatividad y el arte. También se la relaciona fuertemente con la vida después de la muerte, ya que de acuerdo a la gemoterapia permitiría purificar al alma en su ingreso a un estado posterior a la vida material.
La obsidiana negra es una piedra para valientes. Hermosa, sobria y elegante, su superficie pulida refleja la realidad que la rodea. Es un espejo que muestra lo que se esconde en nuestro interior con luces y sombras. Por todo esto, puede resumirse que la obsidiana negra brindaría importantes condiciones para el crecimiento espiritual y material de la persona. Asimismo, es utilizada para sedar y equilibrar excesos de energía

Obsidiana canto rodado plano

La oxidiana en bruto o pulida en forma de cabujón se utiliza en gemoterapia para depurar la sangre y en el tratamiento de problemas de estómago

En cuanto a la relación entre gemoterapia y salud, tendría propiedades benéficas sobre el aparato reproductor, el intestino grueso y el delgado, dado que ejercería una gran influencia sobre el denominado primer chakra. En otras culturas, como la China las mujeres utilizan piedras para realizar ejercicios vaginales que tonifican la zona, el huevo de obsidiana. La obsidiana tallada en forma de huevo es utilizada por mujeres que desean fortalecer el área sexual y tratar los traumas sexuales.

Obsidiana con forma de huevos