Malaquita

Malaquita, Símbolo de la creatividad

La malaquita es un mineral del grupo V (carbonatos) según la clasificación de Strunz, de fórmula química Cu2CO3(OH)2 (Dihidroxido de carbonato de cobre). Posee un 57,0% de cobre. Su nombre viene del griego malaqh, que significa ‘malva’, en alusión a su color verde.1​ En la antigüedad era usada como colorante, pero hoy en día su uso es más bien como piedra semipreciosa. También se la usa como mena para la extracción de cobre.

Composición:    Carbonato hidratado de cobre. Cristalización: Monoclínico prismático. Color:    Verde, verde azulado. Dureza: 3,5 a 4 . Fractura: Concoidea. Exfoliación: Perfecta. Peso Específico: 3,75 a 3,95 . Yacimientos: Rusia, Congo, Estados Unidos, Colombia.

Malaquita en bruto

La Malaquita es de color verde, verde fuerte. Su nombre viene del latín malachites, en alusión a su color. La malaquita ahuyenta las pesadillas y los malos sueños, mejora el estado de ánimo, ayuda a regenerar los tejidos, equilibra desarreglos emocionales y situaciones de crisis. Es una piedra de la inteligencia y favorece la inspiración; es el símbolo de la creatividad.

También está indicada para el mal de ojo, las envidias y los celos. Es capaz de curar las penas de amor y hacer volver a los amantes ausentes.

Es la llamada piedra del equilibrio, porque ayuda a canalizar las propias energías y dirigirlas hacia un objetivo. Atrae la fortuna, es una piedra que hace que su portador goce de fortuna y poder.

La malaquita te protegerá de peligros y te ayudará afrontarlos.  Utilizada para la purificación de cuerpos energéticos y en el campo físico.  Actúa sobre el chakra tercero y cuarto. Mejora el estado de ánimo, ayuda a regenerar los tejidos, equilibra desarreglos emocionales y situaciones de crisis.

La malaquita es la piedra de la inteligencia y favorece la inspiración; es el símbolo de la creatividad. Es la llamada piedra del equilibrio, porque ayuda a canalizar las propias energías y dirigirlas hacia un objetivo.

Malaquita piedra sanadora