Cuarzo transparente

Cristal de cuarzo transparente amplifica

El cristal de cuarzo transparente es la varita mágica, y el uso del cuarzo transparente es un instrumento potente y gratificante para entrar en estado meditativo, para formar y proyectar las formas de pensamiento mediante la visualización, enfoca y dirige la energía y amplifica la luz.

El cuarzo es un mineral cristalino, en forma de prisma hexagonal. Cuando su base de anhídrido silícico es pura es transparente, pero presenta diversos colores cuando recibe aportes de otros minerales durante su cristalización. Sus colores van desde el cristalino, blanco, amarillo, rosa, rojo, verde, azul, negro…

El cristal de cuarzo trasforma el dolor en bienestar transfiriendo y trasformando las energías negativas y reparando el campo del aura. Contiene todos los colores del arco iris aural y es capaz de transmitirlos. La potencia del cristal de cuarzo transparente ayuda, concentra, magnifica y bendice. El cuarzo es una formación natural, un regalo de la tierra.

Cuarzo transparente drusa

El cristal de cuarzo transparente natural es una molécula de oxígeno y silicio enlazados, con la formula química SiO2, y poéticamente definida como agua petrificada o agua tan congelada que nunca se funde. En realidad, no está formada de hielo sino de fuego, y en el proceso de su formación participan las cuatro direcciones y elementos (tierra, aire, fuego y agua).

El cristal de cuarzo transparente tarda más de diez mil años en formarse y más de un tercio del planeta está compuesto por este mineral. Su forma hexagonal, simétrica, es un elemento básico en la física, la geometría, y se considera la forma natural más perfecta de la materia densa. Su capacidad de vibrar y resonar hace que el cristal de cuarzo transparente sea esencial en los instrumentos de comunicación.

       Durante cuarenta millones de año, los cristales de cuarzo se formaron en las profundidades de la tierra. Los elementos puros de silicio y oxigeno se combinaron bajo un calor y una presión intensos, se alinearon mágicamente para crear cristales de asombrosa transparencia con un facetado natural preciso. Esta ordenación molecular ha hecho del cuarzo el tema de antiguas leyendas, la base de la moderna tecnología electrónica y una rareza buscada por su belleza encantadora.

El cristal de cuarzo transparente vibra en armonía con la energía magnética del núcleo terrestre y es uno de los principales componentes de la tierra. Comparte el magnetismo de la polaridad planetaria y la radiación energética solar. Absorbe, almacena, transforma y transmite esa energía. La energía de la radiación solar el prana, es la energía que alimenta los cuerpos visibles e invisibles.

Cuarzo transparente punta

Es conocido también como cuarzo transparente o Cristal de Roca, ya que en su base de dióxido de silicio, por carecer de ningún otro tipo de inclusión, es perfectamente cristalina.

En su pureza, es sin duda uno de los más grandes regalos de la Naturaleza y la Madre Tierra. El espejo de nuestro ser más profundo. Es también llamado «El Hielo que no se derrite» debido a su gran transparencia.

En la naturaleza se presenta en tres formas diferentes: sueltos, agrupados en drusas, geodas.

Se encuentra en Suiza, Austria, Italia, EE.UU, Brasil y Madagascar.

Las seis facetas de su estructura piramidal representan los seis primeros centros vitales, y el ápice, o punto donde se reúnen las caras, el chakra de la corona; es decir, el contacto con el Universo. Esto lo convierte no solo en el trasmisor del espectro lumínico visible, sino de muchas otras radiaciones vitales procedentes del cosmos.

Aplicado en terapias curativas y de apoyo, la extraordinaria habilidad del cristal de roca para vibrar en resonancia con todas las frecuencias del espectro universal, nos induce a asimilar todos los Rayos Regentes, haciendo vibrar todos los chakras al unísono, y armonizándolos con la Luz Eterna.

Las drusas de Cuarzo Hialino pequeñas resultan ideales para las aplicaciones corporales terapéuticas, mientras que las más grandes pueden ubicarse en las habitaciones, oficinas, negocios sobre mesas u otros muebles, desde donde irradian energías armonizantes al medio ambiente, protegiéndonos de las vibraciones negativas.

Ayuda a ampliar el chacra del corazón, actuando también sobre el timo para equilibrar el sistema inmunológico. El cristal de cuarzo es un elemento maravilloso que ayuda a la concentración en los exámenes, y una inmejorable ayuda para la meditación, porque canaliza la energía cósmica a la tierra. Así como un potente transmisor de energía mental en la comunicación telepática. Es un potente protector personal a niveles energéticos.

Pirámide de cuarzo con símbolos de Reiki

Es perfecto para hacer programaciones en él. Los cristales tallados se utilizan generalmente para la gemoterapia y Reiki. Es sorprendente el efecto de una drusa mediana en un ambiente donde se ha producido una discusión, limpiando el entorno de rencor o resentimiento.

Equilibra cualquier tipo de desequilibrio en el campo energético del hombre. Protege de las radiaciones. Es un gran sanador. Limpia y potencia los órganos, estimula el sistema inmunitario, alivia quemaduras.

Es muy utilizado para hacer un trabajo interior, a través de la meditación. Alinea el cuerpo emocional con el etérico.

Es uno de los cristales más beneficioso, pues su uso es prácticamente ilimitado. Eleva la frecuencia de vibración, aumentando los dones psíquicos. Absorbe, almacena, libera, desbloquea y regula la energía. Lleva la energía al estado más elevado, actuando en todos los niveles del Ser. Limpia el alma y los cuerpos sutiles, disolviendo las semillas kármicas.

Un poco de historia, ya que este mineral lo merece. En China y Japón los chamanes se introducían astillas de cuarzo bajo la piel para nutrirse de sus propiedades sagradas. En la Edad Media el cristal de roca fue consagrado por la iglesia como símbolo de la Virgen en representación de la pureza. Los Alquimistas apreciaban el cuarzo para tallar herramientas mágicas y se usaba para la adivinación. Dado que antiguamente se creía que era agua solidificada, se usó para atraer a la lluvia en lugares como Australia o Nueva Guinea. También se han hallado varas ceremoniales de los indígenas norteamericanos con puntas de cristal y los antiguos mayas lo utilizaban tallando pequeñas esferas para la adivinación. Si se quiere hacer terapia con puntas de cuarzo, es importante colocar las puntas hacia el exterior si queremos hacer un trabajo de “eliminación” o hacia nuestro cuerpo si es un trabajo de “captación”.