Cuarzo Ahumado

Cuarzo Ahumado

Existen dos tipos de cuarzo ahumado, de acuerdo al mineral incorporado a la base silícica en el momento de la cristalización: selenio o germanio. Asimismo, la proporción de soluto determina el grado de oscurecimiento del cristal. Sin brillo, con inclusión de minerales que le brindan extraordinaria belleza. Las mismas pueden ser Turmalina negra, verde o rutilo con reflejos dorados.

Punta de Cuarzo Ahumado

Su capacidad energética es muy fuerte. Está relacionado con la energía del chakra Raíz y plexo solar. Se aplica para amplificar lo que ya existe. Es muy beneficioso para alcanzar mayores logros de los ya obtenidos.

En meditación, si existe un deseo cierto de superación, incrementa todo deseo positivo, pero si éste es débil, su eficacia es casi nula.

También resulta efectivo colocando gemas sobre las palmas de las manos, los empeines y/o las rodillas, donde se convierten en excelentes conductores y canalizadores de la energía vital, especialmente entre los centros superiores y los físicos.

Drusa de Cuarzo Ahumado

Colocando un cristal en cada mano, con el ápice orientado hacia el cuerpo, la piedra canalizará hacia él la energía cósmica, mientras que, si los extremos apuntan hacia afuera, contribuirá a la eliminación de energías negativas.