Coral

Coral rojo. «Corallium» significa “hija del mar”.

El coral rojo (Corallium rubrum) es una especie de coral que pertenece a la familia Coralliidae. Su naturaleza animal fue descubierta en 1722 por Peysonnel. Con anterioridad se creía que era un arbusto marino que se endurecía al sacarlo al aire, así que se le llamaba árbol de piedra o Litodendrum.

Su esqueleto calcáreo es duro, de un máximo de unos 50 cm. El esqueleto interno presenta todas las tonalidades del rojo, el color blanco y el negro. Su color rojo es debido a la presencia de sales de hierro en su estructura de carbonato cálcico. Las ramas las forman pólipos de color blanco traslúcido; el tejido que las recubre suele ser de color rojo, a veces blanco o amarillo. Pólipos blancos con 8 tentáculos plumosos.

Este animal vive en colonias en forma de rama de árbol en los que los individuos se reparten el trabajo: unos pólipos que disponen de tentáculos y que se encargan de capturar el alimento, y otros como poros que se encargan de hacer circular el agua por el sistema de tubos que forma la colonia.

Coral rojo natural

Se reproduce sexualmente. Las larvas tienen una fase embrionaria de un mes y de algunos días de vida planctónica. Después se fijan a algún tipo de sustrato, en lugares con poca luz, aguas tranquilas y de salinidad constante. Crecen a un ritmo de unos 3 ó 4 cm cada 10 años. Viven en fondos rocosos y cuevas marinas, entre 30 y 200 metros de profundidad.

Se forma en aguas tropicales a partir de la fosilización de pequeños organismos. Fue altamente venerado por los tibetanos y los indios americanos como símbolo de vitalidad. Entre los colores en que se presenta el coral están: rojos, naranjas, blancos, azules, negros y rosados.

El coral rojo y el coral rosa, blanco y negro son afines al primer chakra y aporta vitalidad.

El coral rojo se dice que aporta la formación de los huesos. El coral blanco es bueno para los dientes, artrosis y osteoporosis. El coral rojo aleja de las envidias y egoismos. Proteje de los accidentes o circunstancias peligrosas. Puede funcionar como un afrodísiaco.

Collar de coral rojo natural

Aplicada en muslos y piernas cura y previene varices, al tiempo que tonifica huesos, articulaciones y músculos de la zona. Hace mucho bien contra el nerviosismo, el estrés y la depresión.

Colocado en el ombligo es eficaz contra los dolores menstruales y cólicos estomacales o intestinales.

Coral rojo redondeado